Expediciones - La Ruta 40
  S.C. de Bariloche - Calafate  
 
 Volver a Home
 Volver
Archivo de Notas
Enviar esta nota
Tiempo de Lectura: 10´ 35
 
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
Click para Ampliar
La "ruta 40" atraviesa nuestro país de norte a sur. Actualmente se ha convertido en un punto turístico obligado por sus paisajes variados, rico en historias y aventuras. En esta nota nos centraremos en el tramo sur, sector patagónico. Comenzando en Bariloche y terminando en Calafate. Durante el recorrido atravesaremos estepas desérticas, mesetas y montañas. Con paisajes paradisíacos moldeados por la acción de los glaciares, propios de una patagonia que obliga a descubrir y conocer más.

El viaje

Fue mucho lo que escuché hablar acerca de la ruta 40. Sobre las cosas con las que me podía encontrar, su celoso ripio que le complica la existencia a más de un turista. Descarté la posibilidad de usar mi auto, por lo que decidí contactarme con la gente de Corredor Patagónico para coordinar mi transporte y concertar posibles excursiones a lo largo del viaje.

La partida fue un viernes a las 7:30 de la mañana. Aún era de noche cuando conocí a quienes se convertirían en mis compañeros de ruta. Pasamos por las localidades de El Bolsón, El hoyo, Epuyén y Esquel. Aquí empalmamos con la ruta 40, que en este tramo aún es de asfalto, siguiendo por Tecka, Gobernador Costa, Río Mayo, en este punto la Ruta 40 se convierte en camino de ripio hasta Perito Moreno. Cercano a este último se encuentra el Lago Buenos Aires, desgraciadamente la Universidad Católica ha encontrado concentraciones de metales pesados en sus aguas. La responsable de la contaminación es una empresa de Chile Chico, que extrae oro. Recordemos que la separación de los metales se hace con cianuro (letal para cualquier ser vivo) y los contaminantes son arrojados al Lago.

Instalados en Perito Moreno, compartí mis primeras conversaciones con extranjeros, lugareños y presencié un "rito sagrado" (palabras del conserje) que consistía en una reunión de hombres disfrutando de un vermouth y jugando a la "generala".

El sábado conocimos a Juan Nauta, nuestro nuevo chofer y guía, que nos llevaría a "La Cueva de las manos". Cargamos las cosas en su vehículo ruso, una UAZ con doble tracción y de gran robustez. Finalmente nos sorprendió la comodidad y comportamiento del extravagante transporte.

Cueva de las manos

Está ubicada en el cañadón del Río Pinturas, al margen izquierdo del río homónimo. Hace 11000 años aproximadamente, la cueva sirvió de protección a una comunidad aborigen (pre-tehuelche) contra el frío y el viento, que con el pasar del tiempo se convirtió en un santuario. Hay 829 manos, en su mayoría izquierdas, pintadas de diferentes colores. El artista se llenaba la boca con pintura, tomaba un huesito de choique ahuecado con la mano derecha, apoyaban la otra sobre la piedra y soplaban demarcando el contorno de la mano. Hay dos teorías del porque lo hacían; una dice que deseaban expresar el contacto indeleble del hombre con la tierra y la otra dice que formaba parte de un rito mágico curativo.

En 1999, "La cueva de las manos" fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Continuamos viaje, teniendo como objetivo El Chaltén. La estepa se convirtió en el escenario principal de largas rectas. en momentos que más de uno se colgaba en la inmensidad de las distancias, guanacos, choiques (ñandú patagónico) y caballos salvajes rompían la monotonía, llevándose nuestras miradas. Fueron kilómetros y kilómetros de ruta, carentes de presencia humana a la vista.
El ripio no fue tan dramático como había imaginado, pero sí hay que tener en cuenta que en caso de sufrir desperfecto mecánico no hay nada cerca y los auxilios tienen tarifas exorbitantes.

Durante los inviernos las rutas se vuelven intransitables es por eso que este circuito se activa de Octubre a Mayo. Actualmente se está trabajando para pavimentar la ruta. Tal acción se convirtió en un tema de debate entre los propios pobladores. El pavimentado puede traer muchos beneficios a estas tierras, pero también hay que manejar las posibles consecuencias, sobre todo desde el punto de vista ambiental. Ojalá, nuestros funcionarios le den igual importancia, tanto a lo económico como a lo ecológico. En la actualidad la provincia de Santa Cruz esta trabajando sobre un proyecto de pavimentación de la ruta 40, lo cual favorecería al turismo, pero existe el riesgo de un impacto ecológico de medidas aún no precisadas.
Una buena alternativa para disfrutar el viaje es poder identificar los accidentes geográficos que vemos en el mapa y no estaría demás conseguirse algún libro de flora y fauna de la región.

Los siguientes paradores a cueva de las Manos fueron Bajo Caracoles, Las Leonas y Tres Lagos. Podemos contar con proveedurías muy completas y hospedaje (excepto Tres Lagos). La gente que rodea esos parajes es muy solidaria, sencilla y con otros tiempos no compatibles para alguien que espera los mismos de una ciudad. La mayoría de los grandes asentamientos dependen del empleo público y las actividades agrarias; son muy pocos los que se relacionan al turismo.
Hay un dato interesante y que refleja como el ser humano puede modificar un ecosistema en cuestión de segundos. Aproximadamente cinco años atrás, un avión tuvo que aterrizar de emergencia sobre una estancia en la cercanías del Lago Cardiel. El avión cargaba en su interior con alevines (crías de peces), como no podía ser refaccionado, resolvieron arrojar los alevines al lago. Actualmente se encuentra superpoblado y se ha convertido en el paraíso de los pescadores.
Pasamos la noche en el Chalten ("montaña humeante", en tehuelche), precisamente en Rancho Grande, un hostel con todas las comodidades.

El Chalten, la ciudad más joven del país

El Chalten es un comisionado, actualmente acéfalo, que depende del gobernador provincial. Tiene una población de 250 habitantes estables. En el último tiempo su infraestructura turística fue creciendo a pasos agigantados, en este momento se ha frenado levemente. Este pueblito fue declarado capital nacional del trekking, por lo tanto goza de múltiples excursiones en esta rama.
Fue fundada en 1985, con el objetivo de mantener el control sobre la frontera con Chile. El señor Puricceli solicito a Parques Nacionales 140 hectáreas. Se construyeron 12 casas alpinas, que se conservan hasta el día de hoy, comenzando así su población. Los enfrentamientos con el país vecino fueron en aumento hasta culminar con el deceso de un carabinero. En 1995 un tribunal internacional confirmo la soberanía de nuestro país sobre los hielos continentales, poniendo punto final al tema.

El dinamarqués Andrea Madsen, uno de los primeros pobladores, llamó "Chalten" al cerro con mayor altura. Luego fue el Perito Moreno quien lo bautizo Fitz Roy, por un conocido capitán de navíos. La escalada en este territorio data de la década del 40´, gracias a la tarea realizada por el padre Alberto Maria De Agostini. El 1º de febrero de 1952, los franceses Magnone y Terray fueron los primeros en adjudicarse la cumbre del Fitz Roy, tras la trágica muerte de Poincenot durante la misma expedición. Poco a poco, la dificultad de la escalada en esta región fue cobrando relevancia nivel mundial. Se fueron abriendo nuevas rutas tanto en el Torre, Fitz Roy, como en las agujas aledañas. Esto aportó una mayor versatilidad, al momento de satisfacer las necesidades del alpinista.

Al día siguiente, partimos hacia Lago del Desierto. En el camino pudimos divisar entre las nubes al majestuoso Fitz Roy, imponiendo mucho respeto con su silueta. Desde que salimos del pueblo hasta el lago, nos fue acompañando el Río de Las Vueltas al costado de la ruta. Esta zona posee bosques antigüos, con gran cantidad de árboles caídos. Según el chofer hubo un pequeño tornado que provocó grandes destrozos. El bosque esta conformado mayormente por lengas y ñires. Los cambios de tonalidades en los follajes de los árboles lo transforma un paisaje de ensueño, lo vuelve mágico. Una vez llegados al camping del lago Desierto, pagamos $5 para poder transitar por la picada que nos llevaría al glaciar Huemul (esta dentro de una propiedad privada). El tiempo debatía si llovía o no. Comenzamos a caminar y el desnivel de la senda es bastante empinado. La picada estaba muy marcada, ante cualquier duda si estábamos en la picada correcta, utilizábamos el arroyo huemul como referencia . Atravesamos un bosque muy húmedo, los troncos de los árboles estaban poblados de líquenes y musgos. Conforme ganábamos altura, las lengas perdían tamaño hasta convertirse en achaparrada. De repente las nubes comenzaron a disiparse un poco. Para asombro de todos hizo su presencia el cerro Fitz Roy creando una postal inigualable. Faltaba poco y sobraban energías. Sabíamos que el glaciar estaba cerca porque se filtraba entre los árboles. Transcurridos 50 minutos de caminata, se produjo una transición abrupta bosque-pedrero y quedamos en terreno abierto ante el Lago Huemul. Un lago de color verde esmeralda cremoso y una lengua enorme de hielo que descendía por el fondo. Fuimos hasta la orilla del lago y, que mejor, almorzamos frente a quien deseábamos conocer y admirar, el glaciar Huemul.
Terminado el almuerzo, ascendimos por un pedrero para apreciar nuestro próximo destino: Lago del Desierto.

Descendimos por la misma picada hasta el camping. Cruzamos la ruta hasta un puente colgante que cruzaba el río de Las Vueltas. Caminar por el puente no fue sencillo debido a su precario estado. Seguimos una picada que bordeaba el lago por unos 200 mts. y nos quedamos en la orilla a tomar unos mates. Volvimos a la ruta para tomar el transporte que nos llevaría al pueblo. Llegamos, armamos las mochilas, cenamos y a descansar, que se venia un arduo trekking.
Un nuevo día había comenzado y visitar el glaciar Torre era nuestro destino. Nos levantamos temprano porque a las siete una guía vendría a buscarnos. Desayunamos como si fuera la última vez y emprendimos el viaje a pie. Todavía era de noche cuando abandonamos el hostel, lo que agregaba otro "saborcillo". La picada que nos llevaría al campamento base comenzaba a 500 metros al sur del pueblo. Transitamos unos 70 minutos de picada hasta el mirador. Desde allí se podía apreciar los cerros Fitz Roy, Torre y el conjunto de agujas que los acompañan. Estaban teñidos de rosa efecto del amanecer; una postal clásica.

Seguimos camino, adentrándonos nuevamente en el bosque hasta llegar al campamento base. Ahí nos esperaron dos guías más con bebidas calientes. Nos colocaron los arneses, ajustamos crampones y retomamos la marcha hasta subir a la morena frontal. A nuestros pies reposaba el Lago Torre, con vestigios de glaciar a la deriva. Todavía faltaban 12 km. Llegamos al Río Fitz Roy, el cual había que cruzar utilizando una tirolesa de unos 15 metros aproximadamente. Lo que se veía muy fácil, se convirtió en nuestra primera inyección de adrenalina. No quise reprimir las ganas que sentía de quedarme en el medio y así lo hice. Fue como tener un palco privilegiado para ver correr todo ese volumen de agua. Atravesado este primer desafió, continuamos por la morena lateral que luego se convirtió en bosque, alternando bajadas y subidas. Hicimos una pequeña parada para descansar y tener una charla de seguridad, se aproximaba un pedrero en el cual estaríamos muy expuestos. Hubo que estar muy "pilas", me tocó vivenciar el traspié de un compañero, que afortunadamente no pasó a mayores. Arribados a la superficie del glaciar, nos colocamos los crampones y tuvimos una breve charla sobre como se utilizan. ¿Alguna vez caminaste con suelas de clavos?. Bueno, esto es igual. Al comienzo la sensación es incomoda, poco natural, pero uno termina adaptándose. La clave esta en caminar con los pies bien separados, cual pato, para no romper los pantalones. Para muchos es una sensación nueva: desplazarse por el hielo de metros de grosor, saltear grietas, sortear sumideros.

Llegamos a una pared de hielo de unos 30 metros y paramos para almorzar. Mientras tanto, los guías colocaron dos cuerdas para realizar tope-rope y poder escalar en hielo. Creo que las ganas de poder clavar las piquetas en el hielo apuró el almuerzo de mas de uno.
¿Como describir la escalada? ... por más que trate sería inútil. Pender de las puntas de los pies y las hojas de las piquetas, observando el entorno que te rodea, despierta diferentes cosas en las personas. Personalmente creo que es incomparable a cualquier otra actividad.

Una vez que pasaron todos los excursionistas, se recogieron las cuerdas y regresamos al hostel por la misma picada, llegando con los últimos rayos de sol.
Ya había llegado el lunes y continuamos el viaje para Calafate, aún restaban 220 km de los cuales 50 km son asfaltados. Nuestro próximo y último punto a conocer fue el Glaciar Perito Moreno.

¿Cómo se forman los glaciares?

La gran responsable del proceso es la nieve junto con otros procesos. El hielo que compone a los glaciares fue producido por la acumulación y posterior compactación de las diferentes capas de nieve. La eliminación del aire de la nieve da como producto un hielo sólido y compacto.

El glaciar es una gran masa de hielo que se desplaza hacia abajo y se alimenta de nuevas nevadas en su parte superior. El glaciar se deposita sobre el suelo rocoso, entre medio corre agua producto del derretimiento, la misma actúa como lubricante, facilitando el movimiento hacia abajo por acción de la gravedad. El Perito Moreno llega a desplazarse 2 mts. por día. Las grietas son señales del desplazamiento.

El Glaciar Perito Moreno tiene unos 257 km2, mas grande que la Capital Federal. Su frente toca fondo a unos 120 mts por debajo de la superficie del Lago Argentino y expone otros 60 mts. por encima. Este frente avanza hasta montarse sobre la Península de Magallanes, formando un dique entre el brazo Rico y el Principal del Lago Argentino. Esto hace comenzar a subir el nivel de agua del Rico, hasta producir el derrumbe de la barrera de hielo. Este acontecimiento fue visto por última vez en Marzo de este año. Pude comprender la magnitud de este suceso cuando leí un cartel en una pasarela frente al puente, que decía que no se puede apreciar desde allí porque uno puede ser alcanzado por una astilla de hielo durante el desprendimiento y golpearlo de forma mortal.

Estos Gigantes de hielo, de gran potencia erosionadora, fueron dando forma a la tierra. Un ejemplo para reconocer su poder es el valle donde se encuentra enclavado el pueblo de El Bolsón o Bariloche; como otros más. Funcionan como enormes topadoras que arrastran grandes bloques de roca, mas pequeños y arena. Estas acumulaciones de detritos rocosos y tierra son llamados "morenas". También se pueden observar grandes bloques de roca en la estepa, cuando venimos por la "40", estos fueron transportados por el mismo efecto y se llaman bloques erráticos. La ultima glaciación se produjo hace 18.000 años. Época en la cual el hombre colonizaba nuestro continente.

Conocer más nuestra patagonia la hace más interesante.

 
La Ruta Nacional 40 que a través de 4700 km. llega de la Puna de Jujuy hasta casi Tierra del Fuego.
Trepa del nivel del mar hasta casi 5.000 metros.
Cruza 236 puentes.
Toca 13 grandes lagos y salares.
Da acceso a 20 Reservas y Parques Nacionales.
Atraviesa 18 importantes ríos. Y conecta con 27 pasos cordilleranos.

Distancias aproximadas entre localidades (Km.)

Bariloche - El Bolsón: 130,
Esquel - El Bolsón: 181,
Esquel - El Calafate: 1132,
Rí­o Mayo - Perito Moreno: 130,
Perito Moreno - Los Antiguos: 66,
Los Antiguos - Bajo caracoles: 128,
Perito Moreno - El Calafate: 630,
Calafate - El Chaltén: 220.
 


 
Ascenso al Volcán Laní­n
 
Datos Utiles
 
 
Textos: Patagonia Extrema l Fotos: Patagonia Extrema
Prohibida su reproducción total o parcial sin previa autorización. Todos los derechos reservados.